¿Puede el COVID-19 provocar pérdida del cabello?

El COVID19 es una enfermedad causada por el virus SARS-CoV-2 el cual es altamente infeccioso y viene acompañado de una sintomatología muy específica. Entre sus síntomas más distintivos tenemos la fiebre, tos y dificultad para respirar entre otros.

No obstante, para las personas que ya sufren de la pérdida del cabello o que sienten preocupación por el tema es un asunto mayor. No significa que estas personas sean superficiales o vanas, la pérdida del cabello, aunque no es un asunto que amenace la vida, realmente es un asunto que le cambia la vida adversamente para quienes lo sufren.

Respondiendo a la pregunta si el COVID-19 puede provocar la pérdida del cabello, la respuesta es sí. Toda persona que atraviese por un episodio de fiebre alta, tal como ocurre con los pacientes de COVID-19, es muy probable que experimenten caída prematura de cabello de tipo Efluvio Telógeno. Los efluvios son un tipo de caída prematura de carácter temporera la cual puede ser ocasionada por diversas alteraciones que pueden afectar al ciclo de vida natural del cabello.

Estudios revelan que al experimentar una fiebre mayor de 101°F (38.3°C) es posible interrumpir el ciclo de vida natural del cabello, resultando en el afinamiento del cabello que nace de nuevo luego al haber tenido un episodio de caída prematura. Dicho proceso se conoce como la miniaturización de los folículos.

Nuestros folículos generalmente se mantienen activos en su fase anágena o fase de crecimiento por un período aproximado de 3-7 años produciendo un promedio de longitud de ¼ a ½ pulgada por mes. Cualquier interrupción a este ciclo culmina con la sustitución del cabello terminal (saludable) por uno intermedio (fino) o por uno tipo vello (muy corto e incoloro). Cuando la situación se repite en el mismo folículo afectado y no se detiene, la próxima etapa después de la miniaturización se llama cicatrización folicular. La cicatrización folicular (muerte del folículo piloso), significa que dicho folículo nunca más podrá volver a producir ninguna forma de cabello o vello.

La posibilidad a daños permanentes se hace latente a medida que no se tomen acciones correctivas. Diversos estudios demuestran que la mayoría de las personas que sufren de caída prematura tardan alrededor de 3-5 años antes de decidir hacer algo al respecto. A este punto los efectos cosméticos pueden ser devastadores. La capacidad de poder disimular o de ocultar la calvicie por diversos estilos o aún hasta aplicar color al cabello resulta ser difícil. Muchas personas, por desconocimiento o desesperación, deciden atender su situación utilizando fibra de cabello (parecido a un talco con color), productos para colorear su cuero cabelludo, micropigmentación (tipo de técnica de tatuaje que permite simular la apariencia de folículos activos) o hasta el uso de extensiones y/o piezas prostéticas. Estas últimas pueden lastimar aún más los folículos por medio de tracción innecesaria la cual termina halando aún más el cabello, ocasionando su quiebre o caída prematura. Solo se deberían considerar el uso de piezas tipo prótesis (tipo de peluca) o sistemas pegados al cuero cabelludo cuando el paciente ya ni siquiera puede ser candidato al trasplante de cabello.

Es imperativo reconocer las señales de caída y pérdida prematura del cabello para tomar acción temprana. En el caso de infecciones que produzcan fiebres altas es importante reducir la temperatura corporal con medicamentos como el acetaminofén, utilizar bolsas de hielo bajo las axilas, baños con agua templada, entre otras medidas. En adición, su médico de cabecera le puede tratar y recomendar otras alternativas para reducir la fiebre. Generalmente la caída prematura del cabello se manifiesta luego de 2 a 6 semanas del primer episodio de fiebre alta. En algunos casos dependiendo de la severidad de la infección y/o de los efectos secundarios de sus medicamentos, es posible observar caída y pérdida significativa por mayor tiempo.

HairMax LaserBand 82

Las recomendaciones en estos casos generalmente son estimular y tratar de extender la fase anágena del cabello. Existen diferentes métodos y técnicas que pueden ayudar a prolongar la fase anágena del folículo. Las opciones van desde mejorar la nutrición hacia el folículo por medio de ingesta de alimentos, mejorar la absorción de alimentos, suplementos nutricionales, así como de la aplicación directa de nutrientes al cuero cabelludo, facilitar los procesos energéticos del folículo, mejorar la vascularización sanguínea por medio de diversos aparatos de estimulación y/o de soluciones tópicas, terapias de luz láser de baja intensidad, corriente galvánica y/o de alta frecuencia, masajes especializados, entre otros tipos de terapias y/o tratamientos.

Como Tricólogos Certificados, luego de un debido proceso de evaluación del cliente/paciente, identificamos los diversos tipos de tratamiento y protocolos de servicio para atender la caída y/o perdida prematura del cabello. Cuando unimos diferentes estrategias de estimulación al mismo tiempo, alcanzamos mayores beneficios y más rápidos resultados. Aunque los resultados por cliente/paciente varían, es importante reconocer que la prevención a la caída y/o perdida prematura del cabello y la conservación saludable de los folículos pilosos es la mejor alternativa cuando identificamos las señales tempranas.

No obstante, cuando el paciente ya experimenta perdida visible permanente es posible mantener y hasta recuperar parte del cabello perdido (pero solamente de los folículos existentes). Para las áreas en el cuero cabelludo que no se pueda recuperar el cabello a causa de folículos cicatrizados, existen alternativas quirúrgicas como el trasplante de cabello en sus diversas modalidades. Es importante que previo a cualquier cirugía se corrijan los factores que provocaron le caída y/o perdida prematura del cabello. Aunque los folículos relocalizados durante el trasplante permanezcan sólidos, si los folículos aledaños se afectan con el tiempo provoca a que perdamos los beneficios cosméticos de la cirugía.

Para más información sobre nuestros servicios de tricología se puede comunicar a nuestras oficinas al teléfono (787)740-8596 o nos puede escribir a nuestro correo electrónico info@trikhos.net Síganos en las redes por Facebook en Trikhos by Sergio Cardona o nuestra cuenta de Instagram SERGIOCARDONA.WTS