Medicina y el Cabello

Medicina y el Cabello

 Existen tratamientos y medicamentos, que a pesar de ser necesarios para la salud, sus efectos secundarios pueden llevar a la pérdida de cabello. Esta pérdida de cabello se le conoce como efluvio anágeno y telógeno. El efluvio es un tipo de caída de cabello generaliza en el cuero cabelludo. Se identifican los efluvios como anágeno y telógeno según la etapa del ciclo de vida del cabello a la que está afectando. Esta pérdida de cabello puede iniciar de 1 a 6 semanas después de haber comenzado con medicamentos o tratamientos para diferentes condiciones de salud.

Luego de un tiempo razonable, cuando los efectos de los medicamentos desaparecen ,algunas personas recuperan el cabello perdido de forma natural. No siempre ocurre una recuperación total del cabello, cada persona debe tomar medidas antes que se cierren los folículos en el cuero cabelludo. Si una persona experimenta pérdida de cabello cuando está bajo algún tratamiento debe notificarlo a su médico para que le consiga otras alternativas de tratamiento. No obstante, es recomendable, que las personas que han notado una pérdida de cabello mayor de 35 hebras diarias, por un periodo mayor de dos meses, deban realizarse en análisis de cabello con un Tricólogo.

El Tricólogo es un especialista certificado en el estudio y diagnóstico de la fibra capilar y del cuero cabelludo. Su conocimiento le permite desarrollar tratamientos y técnicas a implementar en cada caso en particular para recuperar y mejorar la salud de su cabello.

El autor de este artículo es el Tricólogo Sergio Cardona, para citas 787-740-8596.